El día 1 presenciamos un potente acto de celebración del 70 aniversario de la revolución comunista china: decenas de miles de figurantes uniformados y armas de última generación. El mensaje era militarista y preparado para infundir respeto a los chinos y al resto del planeta. La nomenklatura que presidía el desfile estaba acompañada por la foto del “padre de la revolución” Mao, uno de los mayores asesinos en masa de la historia.

Menos mal que nos queda Hong Kong. Allí, los que defienden las libertades democráticas tiraban huevos y quemaban banderas y retratos. Incluido el del líder supremo Xi Jing Ping al que gritaban: ¡Que lo celebre tu madre! .

Supongo que durante estos días de conmemoraciones oficiales, los líderes comunistas encuentran tiempo para reunirse con frecuencia y valorar la situación en la ex colonia británica. Les va a costar encontrar un sistema eficaz para acallar a los sublevados, sin provocar una masacre que dañe la imagen de la República Popular. Aunque no podemos destacar matanzas y encarcelamientos masivos en campos de “reeducación”. Ganas seguro que no les faltan.

El freno que les reprime el instinto autoritario es la obsesión por recuperar Taiwán, donde venden aquello de “un país, dos sistemas”, con el ejemplo de Hong Kong. Están deseando acabar con estas dos anomalías democráticas, eliminar ambigüedades y aplicar el sistema único que les pide el cuerpo.

Además saben que lo que pasa en Hong Kong influye en la juventud del resto de China y en los deseos de la creciente clase media que se ha ido generando en las últimas décadas. Les guste o no a los sátrapas comunistas, la sociedad civil se hace más fuerte, no sólo en Hong Kong, también en otras partes del país, y especialmente en las grandes ciudades. También los chinos desean vivir en libertad.

A Xi Jing Ping y los suyos se les prodía decir lo que le soltó Unamuno al general franquista Millán Astray: venceréis pero no convenceréis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *